Protección continua

Te protege hasta 12 horas seguidas, no se mueve, no se desliza. No hay sensación de cuerpo extraño, te olvidas que la tienes puesta.

Sin preocupaciones

Puedes utilizarla en cualquier ocasión y lugar, ya sea corriendo, andando en bici,  nadando, etc. No tiene pérdidas ni fugas.